Lo tradicional ha vuelto. Lo hecho a mano, con materiales naturales o ecológicos, con materias primas de calidad, con diseños originales, alejados de la producción en cadena a la que estamos acostumbrad@s, se impones, y esta tendencia llega para quedarse. El consumidor y la consumidora de hoy exigen productos decentes, creaciones diferentes a las ofrecidas por las principales tiendas que trabajan con este nuevo concepto, creación de Amancio Ortega, de fastfashion, es decir, prendas de mala calidad y hechas de cualquier manera. Frente a esto, el público de hoy se empieza a decantar por productos locales, o al menos, nacionales, realizados a partir de materiales del país, productos artesanales y de calidad. Y aunque la tendencia a comprar en las grandes superficies sigue ahí, y seguirá estando, parece que algo ha despertado la conciencia de un sector importante de la población que se decanta por el producto de cercanía.
Continuar Leyendo
Cada vez existen más empresas concienciadas con la salud, el medioambiente, los problemas sociales o la seguridad de sus trabajadores y trabajadoras, como por ejemplo, Industrias Duero, responsable con su trabajo, totalmente volcada en el cuidado del talento colectivo y absolutamente comprometida con la seguridad de las personas. Su objetivo, forjar un futuro mejor para todos. Esta empresa, que trabaja fundamentalmente en infraestructuras y sistemas de Seguridad Vial, busca desarrollar y conseguir mejorar, con sus sistemas de Seguridad Vial, el mayor número de carreteras del mundo, así como dar soluciones razonables y económicas a los problemas de las carreteras de cualquier país. Su misión: proteger a las personas de los riesgos y poner freno a los accidentes en las carreteras de todo el mundo.
Continuar Leyendo
Anna y Edu, son dos jóvenes alicantinos que han decidido expandir su negocio de turrón vegano e invertir en un establecimiento al otro lado del charco, para lo que han necesitado la colaboración de una compañía de riesgo compartido, muy en boga en la actualidad y sobre todo, a partir de la crisis. El Riesgo Compartido es un instrumento dirigido al desarrollo, que combina recursos públicos, privados o mixtos, para apoyar económicamente a las empresas emergentes que lo necesitan, siendo la inversión, totalmente compartida por ambas partes. Empresas como Cofides, se crean para dar respuesta sobre cómo obtener recursos para un proyecto internacional. COFIDES actúa siempre bajo un criterio de riesgo compartido según el cual el inversor privado, y la Compañía, que ofrece capital para invertir en el exterior, aportan conjuntamente un volumen de recursos determinado para una inversión ligada a un proyecto.
Continuar Leyendo
La comida depositada en los bancos de alimentos procede tanto de particulares como de empresas privadas, aunque estas últimas serían las que, a través de convenios y acuerdos, aportarían mayor cantidad de donaciones. Entre las empresas colaboradoras destacan la del sector alimentario, transporte, logística, construcción, entidades financieras o servicios, como es el caso de la empresa  Eurobrill, S.L. una compañía  dedicada a los servicios de limpieza en Barcelona., orgullosa de colaborar con entidades sin ánimo de lucro como un medio para volver a la sociedad parte de los beneficios obtenidos en la actividad empresarial, destacando la aportación de 1000 kgs  de alimentos y el envío de material escolar a varios poblados africanos.
Continuar Leyendo