Ética empresarial, un valor en alza

Ética empresarial, un valor en alza

 Hace, 

7 meses

El respeto por el medioambiente, las condiciones laborales, el apoyo a causas sociales, son, a día de hoy, los valores emergentes en el mundo empresarial. Bill Gates, fundador de Microsoft, fue de los primeros, en conseguir asociar su empresa con las causas benéficas. Y en nuestro país también tenemos grandes empresarios, como Amancio Ortega, inventor del modelo fast fashion, y creador de Inditex, que recientemente se ha ganado las simpatías de buena parte de la población española gracias a su generosa donación para la investigación y tratamiento del cáncer. De hecho, el magnate de la moda, a realizado en el pasado grandes aportaciones a causas sociales, como por ejemplo, en la concesión de becas para los estudiantes españolas, además. De tod@s es sabido, que el empresario hace un reparto de los beneficios entre sus empleados y empleadas al finalizar el año, ya que su filosofía empresarial se basa en la ganancia compartida, si un@ gana, ganamos tod@s.

Aunque también es verdad que todo este altruismo queda oscurecido por la sombra de la duda en lo referente al tema de la explotación infantil, el uso de agentes contaminantes, o las malas condiciones de seguridad a las que se enfrentan los trabajadores y trabajadoras en las fábricas que el empresario gallego tiene repartidas por el continente asiático. Y es que no son todos son halagos para Amancio Ortega. Recientemente, y tras su última donación a la sanidad pública, la portavoz de Podemos en el Parlamento de Navarra, Laura Pérez, ha calificado este acto de filantropía barata. Y es que según palabras de la misma, su forma de obtener beneficios es bastante cuestionable.

Pero el caso es que cada vez existen más empresas concienciadas con la salud, el medioambiente, los problemas sociales o la seguridad de sus trabajadores y trabajadoras, como por ejemplo, Industrias Duero, responsable con su trabajo, totalmente volcada en el cuidado del talento colectivo y absolutamente comprometida con la seguridad de las personas. Su objetivo, forjar un futuro mejor para todos. Esta empresa, que trabaja fundamentalmente en infraestructuras y sistemas de Seguridad Vial, busca desarrollar y conseguir mejorar, con sus sistemas de Seguridad Vial, el mayor número de carreteras del mundo, así como dar soluciones razonables y económicas a los problemas de las carreteras de cualquier país. Su misión: proteger a las personas de los riesgos y poner freno a los accidentes en las carreteras de todo el mundo.

Ética empresarial, el concepto

Toda acción humana tiene una dimensión ética, que por supuesto alcanza a la empresa. Ahora bien, ¿En qué consiste exactamente el concepto de ética empresarial.

Empecemos por hablar de ética en sentido general. La ética es una rama de la filosofía, que se remonta a sus mismos orígenes, y que estudia las relaciones de los seres humanos en sociedad, con la naturaleza y con el resto de los seres vivos y animales, humanos y no humanos, que viven en ella.

La ética estudia la naturaleza de la acción moral, su justificación y su aplicación al individuo y a la sociedad. Podemos decir, en definitiva, que esta ciencia, trata de lo bueno y de lo malo, y de cómo cada acto individual, puede afectar al conjunto del planeta.

Esta cuestión ha sido ampliamente tratada por los más grandes filósof@s a lo largo de la historia. Y así Platón y Aristóteles, identifica la acción moral con la virtud, Kant la identifica con el deber, o Bentham o S. Mill, con la utilidad (para estos últimos la acción moral es aquella que supone el máximo bien o utilidad para el mayor número)

La empresa, como integrante de la sociedad, repercute totalmente en la misma, y por lo tanto, sus decisiones les afectan. La ética empresarial constituye una herramienta eficaz para tomar mejores decisiones, creando un espacio de trabajo en el que poder desarrollarse, facilitando las relaciones personales y el bienestar de las personas que forman el equipo de trabajo.

Y es que ya no se trata de vender y obtener beneficios a cualquier precio, algo que en tiempos de crisis, desgraciadamente, suele ser habitual. Hoy, más que nunca, la ética empresarial es un valor en alza, y la mejor estrategia de marketing.