La pizarra, el mejor aliado que podemos tener en la construcción

La pizarra, el mejor aliado que podemos tener en la construcción

 Hace, 

5 meses

En nuestra zona, Santa Pola y en toda la provincia de Alicante en general, es muy habitual que encontremos construcciones que llevan pizarra y es que además de un elemento decorativo nos aporta al igual que la piedra natural un impermeable que nos asegurará mantener el agua a ralla durante muchos años puesto que también debemos saber que tanto uno como el otro producto poseen la capacidad de durar un gran número de años consiguiendo así que a la larga, la inversión nos resulte rentable. En Santa Pola existen multitud de comercios en los que podemos comprar todos los materiales que necesitemos para la obra pero en el caso de la pizarra os recomendamos que os paséis por Pizarras y Derivados y es que no importa cuál sea vuestra lengua, ellos os atenderán en español, francés e inglés dándoos cobertura en todo lo que necesitéis con respecto a este preciado material.

En el sector de la construcción habitualmente se usan los materiales que son tendencia en el momento en el que se vaya a construir y es que los diseñadores y los arquitectos a menudo suelen optar por estas opciones, pero además de este punto clave, también se tiene en cuenta los materiales autóctonos que existen en la zona en la que se construye y un ejemplo de esto lo podemos observar en que habitualmente nos encontramos en nuestro país construcciones de piedra, hormigón y ladrillo mientras que en las edificaciones unifamiliares que se levantan en los Estados Unidos el material más utilizado es la madera. Este hecho se debe a que en el país norteamericano existe una gran cantidad de bosques que nutren de madera a todos los clientes que lo deseen mientras que, en nuestro territorio, por desgracia, los bosques son ya algo que escasea y como contamos con gran cantidad de piedras, pizarra, arcilla para hacer ladrillos y cemento y del que, a partir de este último, crearemos hormigón, optamos por estos materiales para llevar a cabo los proyectos que iniciemos.

En el caso concreto de la pizarra, esta procede de la transformación de algunos tipos de rocas sedimentarias, concretamente cuando los minerales de la arcilla se transforman en mica o clorita. Quizá la principal característica de este elemento es que lo podemos dividir en capas finas y habitualmente lo encontramos en tonos negro grisáceo o negro azulado, aunque es cierto que existen también en tonalidades verdes y rojizas entre otras.

En lo que respecta a sus usos, tenemos conocimiento de que prácticamente desde el inicio de los tiempos se ha utilizado este material y que sobretodo su uso se ha hecho en lugares en los que la podemos encontrar a una profundidad no muy excesiva, lo que facilitaba que se encontrase, usándose tanto para fines estructurales como para impermeabilizar las edificaciones. Como es lógico, hace gran cantidad de años la pizarra que se empleaba se hacía de manera poco elaborada debido a los mecanismos y técnicas usadas para hacerse con ella que la hacían más frágil y con ello menos aprovechable, por lo que su uso era tosco. Además, ya desde la época, este elemento no solo ha tenido un uso en la construcción, sino que también se han hecho con él, arte funerario y elementos decorativos.

En la actualidad, donde habitualmente encontramos la pizarra es en la construcción de cubiertas para edificaciones y es que este material es impermeable y con el avance tecnológico hemos conseguido que sea fácil exfoliarla en láminas de milímetros de espesor lo que la convierte en el material perfecto para confeccionar techados. El paso de los años y el uso habitual de este material nos ha ido facilitando mediante estudios adaptar las losetas a multitud de formatos y tamaños comerciales por lo que podemos decir que este elemento lo encontramos casi siempre a la medida que el cliente requiera para su obra.

Las cualidades de la pizarra y sus formatos permiten que esta se adapte a la gran mayoría de superficies que nos podemos encontrar y es que ya sean curvas, planas o con inclinación, siempre encontraremos una pieza que se adapte a la zona por lo que grandes construcciones como es el ejemplo de la ciudad de la cultura de Galicia han optado por este material para llevar a cabo las cubiertas de los edificios que componen el complejo cultural.

Diferentes tipos de acabados para la pizarra

Habitualmente solemos instalar la pizarra al natural, o lo que es lo mismo, tal y como ha salido tras la exfoliación y solo se modifican los bordes en las destinadas a cubiertas ya que deben tener un biselado de aproximadamente cuarenta y cinco grados para permitir con mayor facilidad el paso del agua. En otros casos, también nos podemos encontrar con terminaciones en forma de serrado dando un tono grisáceo y mate, aunque sin apenas valor estético para su uso en domicilios y por último, a veces la forma del acabado es pulida, dándole un toque de brillo a la pieza y permitiendo que la superficie de la misma sea más lisa.