Mejorando la logística del negocio

Mejorando la logística del negocio

 Hace, 

7 meses

¿Sabéis lo que son los sistemas RDIF? Yo no los conocía pero he empezado a usarlos  a raíz de un problema que tuve en el almacén de la tienda y, a pesar de que he necesitado ayuda de mis hijos para entender tanta tecnología, ahora mismo no sabría vivir sin ellos. No obstante he de reconocer que al principio estaba un poco reticente porque, aunque me gustan los ordenadores, no tengo conocimientos básicos de informática ni nada similar que me dieran la base que necesitaba para poder manejar estos sistemas.

La logística de un almacén puede parecer sencilla: controlas lo que sale, lo que entra, lo que queda y dónde se encuentra. Ya está, no hay mucho más. Pero tienes que ser muy minucioso o, de lo contrario, empezará a faltarte mercancía, productos, y el descontrol empezará a invadir poco a poco tu tienda.

En mi caso todo empezó con algún cliente que veía pidiendo algo concreto y yo, para dárselo inmediatamente y no hacerle esperar, lo sacaba del almacén y se lo vendía sin anotar la salida del producto del stock. Eso provocó que a veces no supiera si me quedaban ciertos artículos dentro, ni la cantidad que tenía de nada, a veces incluso los perdía de vista y compraba más pensando que no quedaba de algo cuando, meses después, encontraba dos cajas llenas. Era una locura.

Y la intecnología me trajo la solución

Eso es lo que llevó a mi hijo a investigar un poco el tema y descubrimos una empresa de aquí de la provincia, Rielec, especialista en automatización industrial y sistemas RFID en España. Yo veía todo eso un poco complicado, no me veía capaz de saber manejar tanta innovación, pero me dejé llevar por la cabezonería de mi hijo y no me arrepiento. Eso sí, tuve que comprarme un nuevo PC en esta tienda online de informática  porque la cafetera que tenía antes a la que le costaba abrir los Excell habría muerto al intentar instalarle el programa de Rielec.

Los sistemas RFID son etiquetas digitales donde se almacena la información que necesitamos de cada producto. Pensad en ellas como en modernos códigos de barras que, no sólo identifican el artículo al que representan, sino que también te indican, a través del ordenador, cuantos productos iguales a ese quedan en el almacén, cuántos en tienda y la situación exacta de cada uno de ellos. En cuanto uno de esos productos deja nuestro stock se ve reflejado en el ordenador y por eso es imposible que no cuadren las cuentas.

Además, con los avisos que me ha puesto mi hijo, ahora no necesito preocuparme del tema de la reposición porque cuando quedan dos artículos de un producto el ordenador me manda un mensaje al móvil para que haga el pedido al proveedor antes de que se agote todo. Es fantástico.

De vez en cuando sigo necesitando la ayuda de mis hijos porque el ordenador me juega malas pasadas, a veces yo le digo que haga una cosa y él hace otra por ejemplo, o al menos eso lo que a mí me parece aunque mis hijos digan que soy yo el que no sabe manejarlo. Si no fuera porque es imposible pensaría que me tiene manía.

Me parece genial que una empresa alicantina esté  en la cresta de la ola en cuanto a innovación logística se refiere porque el sistema RFID va a revolucionar el pequeño y gran comercio en lo que a organización se refiere. Conmigo ya lo ha hecho.