Táctica indestructible para tu negocio de moda infantil

Táctica indestructible para tu negocio de moda infantil

 Hace, 

9 meses

El mundo de la moda es complejo, variante y posee un gran número de aristas. Hoy por hoy parece muy complicado para cualquier especialista en la materia abarcar y estudiar los gustos y las necesidades de todos los segmentos de la población. Cada tienda suele especializarse en uno de esos segmentos, tratando que su público objetivo pueda encontrar absolutamente todo lo que busca en ella a un precio competitivo.

Cuando hablamos de moda solemos pensar en la moda de hombre y de mujer, olvidándonos de, por ejemplo, lo que atañe a la moda infantil. Éste es un terreno en el que también se puede hacer negocio y en el que existe un público amplio (que abarca también a los padres de los niños y niñas) que está deseoso de vestir a la última.

Empujado por esto y disponiendo de algunos de los conocimientos en la materia, hace un par de años empecé a pensar en abrir una tienda de ropa infantil en la zona de Santa Pola. Para acometer un proyecto así necesitaba un socio, algo que encontré en la figura de mi propia mujer, a la que la idea le parecía fantástica y que tenía las mismas expectativas que yo al respecto.

Sin embargo, teníamos cuestiones que resolver para conseguir darle el soplo inicial a la tienda. En primer lugar necesitábamos un local bien situado y espacioso, algo que no tardamos en conseguir gracias a que uno de mis amigos alquilaba un espacio de tales condiciones. En segundo lugar y no menos importante, teníamos que decidir de dónde íbamos a sacar la ropa que teníamos pensado vender a nuestros clientes. Esta cuestión, siempre tan importante para cualquier emprendedor en el mundo de la moda, marcaría el éxito o el fracaso de nuestra idea y de nuestro trabajo.

Tratando de decidir una cuestión como tal, obtuvimos cierta información relevante. Resultaba que existía una red de franquicias de ropa infantil llamada Grupo Reprepol, cuya página web es www.reprepol.eu, podía echarnos un cable con la financiación del negocio y con el suministro de la ropa que necesitábamos. Muy ilusionados, decidimos llamarles por teléfono para conocer más detalles acerca de sus servicios y para comentarles también lo que habíamos ideado para nuestro negocio. Y la verdad es que nuestra sensación después de hacerlo era la de que no nos habíamos equivocado en absoluto.

Desde Grupo Reprepol nos aseguraron que la ropa infantil de la que disponían era la mejor. Además de trabajar con diferentes marcas, se encargaban de obtener ropa sobria, preparada para aguantar todo lo referente a la vida de los más pequeños. Nos interesaba a su vez obtenerla a un precio asequible puesto que así podríamos venderla también a un bajo precio para los clientes y obtener así un margen de beneficios que no consistiera en encarecer demasiado los productos.

Una fórmula que condujo al éxito

Estábamos bastante seguros de que nos iba a ir bien. Nuestros socios de Reprepol habían abierto tiendas en diferentes lugares del país como Madrid, Bilbao, Zamora, Cádiz, Alcobendas y un amplio etcétera con unos resultados extraordinarios. Sabíamos que confiando en ellos obtendríamos una imagen muy positiva para nuestro negocio, un aspecto muy importante en el mundo de la moda de hoy en día.

De un tiempo a esta parte hemos conseguido ese éxito por el que suspirábamos. En la actualidad tenemos una clientela fiel y que se encuentra muy cómoda depositando su confianza en nosotros. Procuramos tener una diversidad de prendas y una diversidad de tallas para englobar a todo tipo de niños y niñas, algo que ha sido clave para que todos los padres tengan esa conciencia de que en nuestra tienda pueden encontrarlo absolutamente todo para vestir a sus hijos.

En definitiva, las cosas nos marchan bien. Encontrar un proveedor como el que tenemos nos ha venido genial desde diferentes ópticas y la sensación que tenemos es que todo va a seguir yendo por el mismo camino.