Llevamos unos meses en los que el control de accesos es uno de los problemas que más nos trae de cabeza y es que la normativa nueva obliga a todas las empresas a controlar la jornada laboral de sus trabajadores para evitar posibles fraudes. Una norma que, a priori es sencilla de llevar a cabo pero que como hemos podido comprobar a lo largo de las últimas fechas, no siempre es así.  
Continuar Leyendo