Cómo trasladar un bar desde Madrid a Santa Pola

Cómo trasladar un bar desde Madrid a Santa Pola

 Hace, 

4 años

Dicen que la vida es de valientes. Que los que arriesgan son los que ganan. Aunque dado el gran refranero castellano, también otro dice que de valientes está el cementerio lleno. Os quiero contar la que ha sido mi penúltima locura, digo penúltima, porque seguro que habrá alguna más. Pues bien, después de tener durante 7 años un bar restaurante en Madrid, hace unos meses decidí trasladarme a Santa Pola. Simplemente necesité un empujón y por supuesto, una empresa de transportes como All Scand Cargo. A grades rasgos os cuento cómo lo hice.

Cuando me puse en contacto con ellos me dijeron que no me preocupara, que trabajos como esos, habían tenidos muchos, ya que eran una empresa de transporte nacional e internacional y que en una ocasión tuvieron que trasladar también parte de un negocio hasta Alemania. El día de la mudanza, por llamarlo así, estuvieron con sus camiones y comenzaron a llevarse todo el material.

Empezamos por las neveras, cámaras y aires acondicioandos. La verdad es que es lo peor. Son artículos que pesan mucho y no es fácil de mover. Afortunadamente hablamos de una empresa de transporte terrestre con experiencia, y la carga no fue muy costosa. También subimos a los camiones, otras como sillas, mesas, mostradores e incluso algún que otro artículo de decoración. Lo que no lleve nada fue género. Es decir, ni comida ni bebida. Lo que hice es esperar hasta los últimos días, no llamar a proveedores, hasta comunicarles mi cambio. La comida que sobró fue enviada directamente al banco de Alimentos de Madrid, que tan buena labor hace día a día. Y es que aunque los políticos se empeñen en decir que estamos saliendo de la crisis, son todavía muchas las familias que no pueden decirlo. Por cierto aprovechó para decir que siempre se necesitan voluntarios y más ante la llegada de las Navidades.

Pero en un traslado, no todo te lo puede solucionar una buena empresa de transporte nacional. Luego también hay que tener en cuenta otros aspectos como los legales. Por ejemplo, una vez producido el cambio yo he tenido que seguir presentando mi declaración del IRPF y declarando los rendimientos que obtiene por su actividad ante la de madrileña, ya que es allí donde permanece mi residencia habitual. Por otro lado, la actividad económica que realice el empresario o profesional, se dará de alta en el IAE dependiendo del lugar donde se entienda realizada la actividad. Y ojo, si el autónomo realiza la actividad en distintos municipios, tendrá que darse de alta a efectos de IAE en todos y cada uno de ellos. De todas formas si tienes dudas lo mejor es que consultes a un asesor que te pueda contar todo esto, ya que es bastante complicado.

Así pues, a grandes rasgos este fue mi gran cambio. De la noche a la mañana decidió cambiarme de Madrid a Santa Pola para poder cumplir uno de mis sueños. La verdad es que los comienzos han sido duros, ¿pero cuándo no lo son?. Estoy seguro de que poco a poco me voy a ir haciendo un hueco. Si no, la solución es fácil, una nueva llamada a All Scand Cargo, y todo vuelve a su sitio.

 

Deja un comentario