Santa Pola cuenta con tanto encanto que al final uno acaba enamorándose. Y enamorarse implica mucho más que desplazarse hasta la zona por vacaciones. Hay quienes necesitan trasladarse allí siempre que les sea posible o incluso  contar con la localidad como centro de residencia, por lo que al final, acuden a una inmobiliaria, dan un paseo por la zona anotando números… y compran una casa.

Frente al alquiler, el cual puede incluir muebles o habitaciones amuebladas, la compra de una casa implica amueblarla por completo y por supuesto decorarla. Aquí van algunos consejos sobre cómo amueblar una casa en santa Pola.

Lo primero la elección del suelo y las paredes. Santa Pola disfruta de un suave clima mediterráneo

Continuar Leyendo