Ahora es el momento de invertir en Santa Pola

 Hace, 

5 años

La curva de los precios de la vivienda está dejando de caer en picado para por fin aplanarse un poco, lo que indica que los precios, aunque de momento quizás todavía no suban, no van a caer ya más. Algo que se explica también con el fondo suelo que ha tocado, del que es difícil bajar aún más. Es por esto que se trata de un buen momento para poder invertir.

Los expertos explican que, desde hace aproximadamente unos treinta años, cuando cae el precio de la vivienda primero en Madrid y algunas zonas de la Costa del Sol, y después son estas las primeras en remontar, es que el mercado vuelve a subir, y eso es exactamente lo que está ocurriendo ahora mismo, donde en estas áreas comienzan a escasear las oportunidades de negocio.

Decimos que es un buen momento para invertir en vivienda o incluso en algún terreno, y luego confiárselo a alguna empresa como Espacio Clave para que construya en él o nos reforme la vivienda, porque la caída ya ha tocado fondo y nos resultará mucho más fácil su rentabilización a largo plazo, bien a través del alquiler o vendiéndolo tras haberlo usado.

En lugares turísticos y de costa como Santa Pola es también un tiempo ideal para comprar, pero debemos darnos prisa. La explicación es la siguiente: las promociones de los bancos o las mal situadas todavía pueden bajar de precio, pero aquellas gangas con mejores vistas, menos estropeadas por el uso o con más comodidades como el garaje y el ascensor o una buena terraza ya no se van a mover más del precio, así que cuanto antes tardemos en ponernos a buscar, menor será la oferta entre la que tendremos que elegir.

Esto mismo ocurre también en las grandes ciudades, donde la demanda será mayor y el mercado de pisos en el centro o en los mejores barrios bajará considerablemente y tendremos menos donde elegir.

Es también un buen momento porque los bancos están comenzando a dar crédito a aquellas personas más solventes y que mayor confianza les dan. Si este es tu perfil, te recomendamos que te lances a la aventura de la hipoteca. Actualmente, necesitarás tener una gran parte ahorrada para poder adquirir, al menos entre un 20 un 30 por ciento del valor total del inmueble, ya que el préstamo que te concederán raramente superará el 80 por ciento del precio de tasación del piso, y alrededor de otro diez por ciento más te hará falta para los temas de gastos de registro y notario.

Así, si puedes permitírtelo, recuerda que este es el momento propicio para invertir. Difícilmente el mercado volverá a colocarse en los precios que habíamos visto hace una década aproximadamente, antes de estos duros siete años de crisis que parece que está llegando a tocar su fin, pero lo cierto es que a poco que comience a remontar y con algo de paciencia (ya que esta es la madre de todas las buenas inversiones) podrás vender tu inmueble por encima del precio en que lo adquiriste y, en el peor de los casos, alquilarlo mientras no lo uses. Además, las zonas costeras como Santa Pola son siempre las áreas en las que más se revalorizan esta tipo de propiedades.

Lo que está claro es que el stock de gangas va a comenzar a mermar y que aquellos que están decididos deben hacer frente a la compra antes de que suba el precio, si quieren rentabilizarla, y antes de que tengan menos donde escoger.

Deja un comentario