Carnaval en Santa Pola.

Carnaval en Santa Pola.

 Hace, 

5 años

Este año había pensado ir junto a mis amigos a los carnavales de Cádiz, famosos en toda España y conocidos en gran parte del mundo sin menospreciar a los de Tenerife y Las Palmas, pero en lugar de ello, aunque sabemos que nos lo íbamos a pasar genial, iremos al carnaval de Santa Pola, que es un sitio que nos encanta, y nunca hemos pasado allí los carnavales, así que este año nos toca rumbo a la provincia de Alicante. Y para adquirir el disfraz y algunos complementos ya he mirado la web de  la casa de los disfraces  porque que unos vecinos me han aconsejado la tienda online por el precio y por la gran variedad de disfraces y complementos que hay, además de tener opciones muy baratas para aquellos que no puedan permitirse gastar mucho dinero en un disfraz.

Y claro de haber tantas opciones a elegir llega el problema: qué disfraz me compro o de qué me puedo vestir este año. Pero claro encima al ir con un grupo de amigos cada uno tiene sus propuestas y sus gustos, incluso los presupuestos de cada uno varían bastante; aunque todo tiene una idea básica y es el ir todos en conjunto, es decir, o bien ir todos igual o disfrazarnos de algo que tenga relación entre sí: un grupo de súper-héroes, o un conjunto de “zombis”…

Y es que hoy en día no están fácil elegir un disfraz. Antes podías elegir el personaje de televisión que estuviera de moda, pues como había muy pocos no había mucho donde elegir. Sin embargo hoy en día al existir tantos canales de televisión cada uno con su programación y con sus propios dibujos animados o serie de ciencia ficción es imposible saber cual es mas original o cual esta más de moda.

Igualmente de difícil es ser moderno y exclusivo, pues con las redes sociales y el acceso a Internet no puedes tener una exclusividad de un disfraz. Es muy común llegar a una fiesta de disfraces pensando en que vas a ser el amo de la fiesta con tu disfraz original y cuando llegas al sitio en concreto…”Zas”, como tu hay otros tantos y si estas siendo el centro de atención pero de todos aquellos que van del mismo personaje que tu y que están buscando cual es el mejor o que errores tienes en el disfraz.

Así que lo más fácil es contar con los servicios del personal de la casa de los disfraces, y que ellos te orienten y te aconsejen. También es muy importante valorar el precio que te quieres gastar pues no deja de ser una prenda y utensilios que te pondrás una vez al año. Debido a la gran competencia de los mercados internacionales en el sector textil es muy fácil encontrar disfraces económicos en tiendas, pero mas baratos los hay si navegas un poco por Internet y haces un pedido en otros países como China. Eso sí, si compras barato no esperes una calidad, quizás no llegues ni a usar el disfraz en una fiesta porque venga roto o se hayan confundido de talla.

Realmente no hace falta comprar un disfraz ya que se han inventando numerosos artilugios y complementos que pueden hacer que vayas a una fiesta como si fueses disfrazado. Puedes comprarte unas heridas de pega y hacerte pasar por muerto viviente. También venden objetos simulados como el de armas blancas y de fuego, que junto algún tipo de peluca u otro complemento pueden hacer que vayas de algún personaje imaginario.

Sin embargo algo muy clásico y antiguo pero que no pasa de moda son las máscaras. Pero algunas de estas máscaras pueden ser mas caras que un disfraz. Y es que las hay modernas que se adaptan al contorno del rostro, incluso transpiran y son cómodas, no como las de antes que eran de un plástico incomodo que te hacían sudar y duraban poco puestas.

Pero lo importante es pasarlo bien, y seguro que un grupo de amigos disfrazados con los atuendos mas económicos, acompañado de un poco de alcohol será suficiente para pasarlo bien y disfrutar de las fiestas de disfraces sin la necesidad de llevar uno muy caro o ser el menos original.

Deja una respuesta