De Santa Pola a Barcelona

De Santa Pola a Barcelona

 Hace, 

6 años

Por si alguien le sirve de experiencia os voy a contar mis últimas vacaciones. Nunca lo había hecho, pero creo que ahora repetiría experiencia. Un buen día cogí el mapa de España y comencé a mirar rutas. Mi intención era visitar Santa Pola, una ciudad que me tiene enamorado, pero también quería ir a Barcelona. Así que me dije, ¿por qué no hago una ruta y voy de un lado a otro? Fueron tres días muy intentos que os paso a relatar.

Al llegar a Santa Pola, desde Madrid en tren, me encontraba cansado así que, que mejor cosa que irse a la playa. En Santa Pola hay playas para disfrutar de lo lindo. A continuación os las enumero.

  • Care de Déu: Es la única de las ubicadas al este que presenta unas características típicas de rocas y arena oscura, consecuencia de su exposición en el extremo del cabo de Santa Pola. Tiene unas dimensiones de 830 metros de longitud y 10 de anchura media.
  • Santa Pola del Este: Dispone de gran cantidad de servicios, sobre todo en la temporada estival. Las dos calas que en este sector se sitúan son de arena fina; el resto de la zona es de rocas. Tiene unas dimensiones de 1.270 metros de longitud y 15 de anchura media.
  • Playa Varadero: Es una playa semiurbana de arena fina. Tiene 475 metros de longitud y 62 de anchura media.
  • Calas de Santiago Bernabéu: Junto a la playa de Levante, en el puerto marítimo, conforman un complejo espacio artificial al sur de la ciudad. Es una playa urbana, de arena oscura y aguas tranquilas, con un amplio paseo que la recorre y desde el cual se puede acceder a ella a través de escaleras y rampas. Tiene unas dimensiones de 1.000 metros de longitud y 30 de anchura media.

Está claro que el que no encuentre arena y sol es porque no quiere. AL segundo día nos fuimos de museos. Santa Pola tiene varios y muy bonitos.

Museo del Mar: Se centra en la historia de Santa Pola, con seis , temas principales: la Prehistoria, los Íberos, el Puerto romano, la Fortificación de la costa, la pesca y las Salinas.

Museo de la Pesca: Se centran en los distintos aspectos en que el mar ha afectado y afecta la vida de las personas, la navegación, las tradiciones marineras, la carpintería de ribera, el comercio, el culto religioso, la viuda cotidinana
Acuario Municipal: Inaugurado en 1983, es el más antiguo de la Comunidad Valenciana y posee 9 grandes expositores que dan a conocer la flora y fauna del Mediterráneo. La mayoría de las especies que recoge el acuario han sido donadas por los marineros de Santa Pola.

Museo de la Sal: Está ubicado en las instalaciones de un antiguo molino de sal, en el Parque Natural de las Salinas de Elche y Santa Pola. Reconocido oficialmente el 20 de junio en él se exponen y explican diversos aspectos de la sal, como sus usos, sus características, su importancia en la historia, su consumo y su explotación pasada y actual, a la vez que se hace un recorrido por el antiguo molino. Dispone de un observatorio de aves y la posibilidad de realizar visitas guiadas al parque natural de las Salinas. Y siempre hay importantes exposiciones.

El tercer día fue el de viaje a Barcelona. Es una gozada porque las dos ciudades están conectadas por buenas autovías y no se me hizo nada largo. Otra cosa es el precio, son muchos peajes. Así que prepara la cartera. Fueron unas 5 horas. Al llegar a la ciudad Condal me hospedé en el Hotel Merce Barcelona. Una gozada. Situado en el corazón del Gótico, es un establecimiento único de tan solo 28 habitaciones que recupera un patrimonio de gran valor histórico para la ciudad.

Después de hacer la típica visita a todos sus barrios, hice la maleta y me volví para mi casa. Pero con la satisfacción de haber visitado dos ciudades que estarán para siempre en mi corazón.

Deja una respuesta