Peligros ocultos en las cocinas

Peligros ocultos en las cocinas

 Hace, 

2 meses

La televisión revolucionó el mundo del entretenimiento allá por los años cincuenta, ofreciendo a los telespectadores algo novedoso que voló sus mentes. En España la tele llegó tarde, pero recordemos que la mayoría de las personas han visto la mayoría de sucesos históricos a través de la televisión, como pudo ser el aterrizaje del primer ser humano en la Luna.

Con los años se ha creado una serie de contenido audiovisual dirigido a todos los sectores, que se acrecentó con el nacimiento de las cadenas privadas, que en España fue durante los años noventa del siglo pasado, pero que en la cuna de la televisión (Estados Unidos) ya existían desde hace muchísimo más tiempo.

En los últimos años los programas de cocina han captado mucho share, aunque la verdad es que no es nada novedoso. Siempre ha habido programas en los que un cocinero de renombre, o no, enseñaba como realizar sencillos platos con un coste bajo y un sabor estupendo. Pero lo novedoso de los programas de cocina que se emiten en la actualidad, es que muestran facetas diferentes de la cocina.

Es el caso del ya clásico programa de Alberto Chicote, Pesadilla en la cocina, que deviene del programa original del chef americano Gordon Ramsay. En este programa, el chef acude a los restaurantes que están en problemas, con el objetivo de detectar cuál es el origen de los mismos y solucionarlos.

Aquí nos encontramos con que muchos restaurantes están realmente sucios, hasta el punto de que en un restaurante en Barcelona se llegó a encontrar un ratón muerto en un lavavajillas. No es este artículo uno de esos en el que repasamos el top de situaciones desagradables del programa, que por cierto hay muchas, pero sí utilizamos esto para llegar a una conclusión.

No lo sabemos todo sobre la limpieza en la cocina. Y esto lo podemos ver en muchas casas en las que no se presta todo el cuidado necesario a la hora de limpiar los utensilios de cocina, que por cierto utilizamos a diario. Con el fin de resolver esta situación os ofrecemos unos consejos para utilizar de manera adecuada los utensilios y superficies de cocina.

Hay que tener cuidado con la limpieza, las bacterias están dónde no o esperamos.

Las bacterias patógenas pueden alojarse en cualquier parte de la cocina: superficies, utensilios, esponjas, tablas de cortar e incluso las manos. Todos son excelentes “hogares” para las bacterias. Debe tenerse en cuenta que una superficie contaminada puede contaminar otra superficie o un objeto si entra en contacto. Las manos son el medio que mejor permiten que los microorganismos se muevan en la cocina, permiten que estos lleguen de los alimentos a los utensilios.

A temperatura ambiente y en presencia de agua y nutrientes necesarios, una célula bacteriana puede dividirse en otras células en 20 minutos y dar lugar a cantidades significativas de nuevas células. En la nevera, en cambio, donde la temperatura es de unos 4ºC, la mayoría de las bacterias crecen a una velocidad mucho más lenta.

Existen bacterias muy peligrosas, como la Bacillus cereus, que afecta sobre todo a platos cocinados y alimentos deshidratados como sopas o puré, pasta o arroz conservados a temperatura ambiente después de la cocción. Para evitar su presencia deben refrigerarse de forma rápida. O la conocida bacteria E.Coli, presente en carne picada cruda, verduras curdas como espinacas o coles o agua contaminada. Los vegetales deben lavarse bien, y no debe consumirse leche cruda o carne cruda.

La mejor manera de evitar el contacto con este tipo de bacterias es mediante la limpieza y la desinfección de los sitios dónde vamos a almacenar la comida, así como los utensilios con los que vamos a tratar los alimentos. Tampoco hay olvidarse como ya hemos comentado de las manos, que son una fuente de bacterias muy grande.

Para desinfectarse las manos de manera eficaz hay que lavárselas con agua caliente y con jabón (no escatiméis con la espuma), antes y después de manipular los alimentos, después de ir al baño, tocar un animal o realizar una tarea en la que toquemos algo que pueda tener bacterias. Secarlas también es importante, y preferiblemente con papel desechable.

Otro aspecto del que tenemos que estar concienciados son las tablas de cortar, los platos y los utensilios de cocina en general. Después de cortar pollo o cualquier tipo de carne de ave, es muy importante desinfectar las tablas de cortar con desinfectantes alimentarios que se pueden encontrar en cualquier supermercado.

Los cubiertos y los vasos también tienen que limpiarse a conciencia, y con jabón prestando atención a los bordes sobre los que bebemos. Un aspecto que se pasa desapercibido es el de las vinotecas en las que almacenamos el vino, que también deben de limpiarse de vez en cuando por seguridad. Exportcave es  una empresa dedicada al diseño y comercialización de productos para el sector de bebidas, hostelería y catering desde 2005. Esta empresa destaca por practicar una filosofía de renovación constante y una vocación de procurar el mejor servicio, ofreciendo artículos novedosos y funcionales, buscando siempre la mejor relación calidad precio de cada uno de sus productos.