Santa Pola y el deporte

 Hace, 

6 años

Cuando muchos acuden de vacaciones a Santa Pola, lo hacen atraídos por su mar, su playa, su centro histórico o las ofertas culturales de la localidad. Sin embargo, entre todos ellos seguro que hay algún apasionado del deporte que quizá ignore que su destino vacacional es también un lugar idóneo para las prácticas deportivas.

El mar y el viento del Levante, como elementos quizá más importante de la bahía de santa Pola, son los perfectos compañeros para la realización de windsurf, kitesurf, vela… pero no todo viene dado por el viento: muchas veces la belleza, como dice el refrán está en el interior: submarinismo o snorking son otras de las actividades más divertidas para realizar en cualquier momento del año. Pasear bajo del mar es posible en santa Pola gracias a su perfecta ubicación en el mar Mediterráneo y su clima y aguas agradables. Y por supuesto, estas mismas condiciones se dan para hacer natación.

Pero santa Pola recurre a más que el mar para la explotación del deporte. A lo largo del año se suceden actividades deportivas que combinan el agua con otras disciplinas. Es el  caso del duatlón Cross memorial Pepe Bonet o la travesía a nado Tabarca-Santa Pola, ejemplos de actividades más intensas que tienen lugar en la zona.

Los amantes del running también cuentan con una media maratón, ‘Villa de Santa Pola’, que se desarrolla en enero y reúne a miles de corredores y atletas. La popular Carrera al Amanecer  tiene lugar el último domingo de agosto y transcurre, como su propio nombre indica, cuando sale el sol. Sin duda toda una preciosa experiencia. Los que prefieren menos intensidad deportiva deben saber que el entorno en que se desenvuelve santa Pola también es idóneo para la práctica de ciclismo, senderismo… Y después acabar premiándose en algunos de los bares del puerto marítimo.

También hay quien ha visto del turismo deportivo una ventana al negocio. Hay muchísimas empresas que se dedican a la organización de actividades deportivas o de ocio relacionadas con la actividad física y el contacto con la naturaleza. Es el caso de Ocio Aventura Cerro Gordo por ejemplo, que desde el corazón de Andalucía pretenden que sus clientes tengan un contacto con la naturaleza a la vez que disfrutan de una experiencia única. Así, organizan actividades como rafting, travesías con kayaks, paintball… sin olvidar de actividades para grupos.

Y es que Santa Pola, como se aprecia, está llena de rincones únicos para relajarse, disfrutar… y sudar. Pero sobre todo, para reír y contar con una nueva experiencia.

Deja una respuesta